Page 76

Mended Little HeartGuide en Español

Acerca del corazón Introducción Índice de mi hijo SECTION El impacto financiero de la CHD en las familias El impacto económico en su familia probablemente sea la segunda parte más estresante de tener un hijo con CHD. Tomamos decisiones de atención médica en función de lo que es mejor para nuestros hijos, no para nuestras billeteras, por lo que solemos encontrarnos con facturas médicas intimidantes tras una estadía en el hospital. Esto puede provocar una gran tensión para las familias jóvenes. Ser consciente de las consideraciones económicas temprano en la vida del niño puede ayudarlo a planificar (tanto como sea posible). Vivir con incertidumbre Tener un hijo con CHD significa vivir con una gran incertidumbre en lo que se refiere a los gastos. Obviamente, esto puede causar estrés. Hablar con otros padres de niños con CHD sobre la manera en que se organizaron puede ser muy útil. También podrían recomendar recursos útiles en la ciudad, el condado o el estado que pueden ayudar a aliviar la carga financiera de su familia. El trabajador social del hospital también podrá recomendar opciones útiles durante la estadía en el hospital y para después. Si bien la vida definitivamente se ha vuelto menos clara para usted y su familia, recuerde que saldrán adelante y que hay ayuda disponible. Gestionar los gastos Si bien puede tener mucha incertidumbre financiera en este momento, hay cosas que puede hacer para manejar sus finanzas. Muchas personas desean evitar incluso pensar en su situación financiera o analizarla, pero esa incertidumbre solo da lugar a más estrés. Enfrentarla lo ayudará a administrarla y sentirse más en control. A continuación, encontrará algunos consejos: • Cree un nuevo presupuesto que incluya todos los pagos médicos que pudiera tener. Planifique un día de la semana para revisar su cuenta bancaria y pagar las cuentas. Si es posible, pague en su totalidad o, al menos, reduzca el saldo de las tarjetas de crédito, con el fin de reducir al máximo los intereses de sus deudas. • Si tiene que renunciar a algo para ahorrar dinero, averigüe si existe una alternativa menos costosa. • Hable con un asesor financiero. Algunas veces, existen formas de ahorrar dinero que puede no haber considerado. Existen recursos disponibles para ayudar a las familias como la suya a gestionar sus finanzas. • Cree un plan de pagos con el hospital o los médicos. Muchos padres y cuidadores ven las facturas médicas y entran en pánico. Es posible que la factura sea demasiado alta en este momento. Póngase en contacto con el Departamento de Facturación y establezca un plan de pago que pueda seguir. Incluso pagar un poco por mes es mejor que evitar las facturas en su totalidad. Go To 76


Mended Little HeartGuide en Español
To see the actual publication please follow the link above