Page 64

Mended Little HeartGuide en Español

Introducción Índice de mi hijo SECTION Sepa quién es su persona de contacto A menudo, existe una persona de contacto, como una enfermera con práctica médica especializada en cardiología, donde se llevó a cabo la cirugía. Esta persona puede ayudarlo a coordinar todo, desde citas hasta reposición de fármacos. Asegúrese de saber quién es esta persona antes de abandonar el hospital. Comprenda las funciones de vigilancia Es posible que se le pida realizar un control en casa de los lactantes con un solo ventrículo. Una enfermera o cualquier otro profesional médico puede llamar a su casa para ayudarlo a mantener un seguimiento del oxímetro de pulso y las lecturas de peso, por ejemplo. Asegúrese de comprender sus responsabilidades; sepa qué debe vigilar y cómo hacerlo. No se sienta atrapado en su propia casa Muchos padres y cuidadores temen salir de la casa con sus bebés o niños con CHD por miedo a exponerlos a microbios. Durante los períodos de frío y las temporadas de gripe, puede ser una buena idea limitar las salidas con su hijo, pero, en general, salir e interactuar con otras personas es bueno para su estado mental y para el niño. Utilice el sentido común: mantener las manos limpias, evitar el contacto con personas enfermas, beber mucho líquido, consumir una dieta equilibrada y dormir lo suficiente. Estas cosas ayudarán a toda la familia a permanecer sana. Hable con su médico sobre las opciones de inmunización que podrían minimizar los riesgos durante períodos de frío y temporadas de gripe. Obtenga ayuda También es natural que los padres y cuidadores de niños con CHD sientan que no pueden dejar al niño bajo el cuidado de otra persona, pero es importante encontrar maneras de tener breves descansos y permanecer sano (consulte la sección Cuidar de uno mismo de esta guía). Encuentre a alguien de confianza para que cuide al niño y dé un paseo de 15 minutos por el vecindario una vez al día. Recuerde que el niño no habría sido dado de alta si no Acerca del corazón Este video estará disponible pronto estuviera lo suficientemente bien como para estar en casa. Busque apoyo en sus familiares, un grupo de apoyo local, la iglesia y el Departamento de Salud del estado. Existen recursos disponibles para usted. La depresión no es infrecuente en los cuidadores. Es necesario abordarla y tratarla. No está solo. No se sienta culpable cuando las cosas no salen perfectamente A veces, puede hacer todo bien y pese a eso algo sale mal. Es posible que el niño tenga dificultades para crecer o aumentar de peso. Puede tener síntomas que deben tratarse. Hay suficiente culpa implicada en tener un niño con CHD; lo último que necesita es culparse a sí mismo por los contratiempos que puedan surgir. Está haciendo lo mejor que puede. Si siente que no logra controlar la situación, pida ayuda. Cuidar a un niño con CHD después de una intervención quirúrgica asusta. Es posible que tema que el niño se enferme gravemente o incluso muera. Es normal que se sienta de esa forma. Confíe en su instinto Si siente que algo está mal con el niño, no dude de usted mismo. Es mucho mejor revisarlo y descubrir que todo está bien (incluso aunque se sienta avergonzado) antes de que haya algo malo y no se trate. Como padre, usted conoce a su hijo mejor que nadie; confíe en su instinto. Nunca se sienta mal por ser persistente. Nadie defiende mejor a un niño que sus padres. Go To 64


Mended Little HeartGuide en Español
To see the actual publication please follow the link above