Page 56

Mended Little HeartGuide en Español

Introducción Índice de mi hijo SECTION • Algunos niños se vuelven muy dependientes en el hospital y quieren que los padres permanezcan con ellos todo el tiempo. Busque maneras de entretener a su hijo sin tener que permanecer junto a la cama todo el día y cree algún plan que le permita tomar un descanso. Los voluntarios y especialistas en cuidado infantil pueden jugar con el niño enfermo y sus hermanos cuando usted se va. Muchos hospitales pediátricos también tienen salas de juegos con actividades para todas las edades, juegos y juguetes para los pacientes y sus hermanos. • Lleve juguetes o muñecos de felpa que le gusten al niño y le resulten familiares, pero preste atención a que no se pierdan o ensucien. También puede llevar artículos para entretener a los niños más grandes, incluidas algunas sorpresas solo para el hospital. Pregunte si el hospital tiene un departamento o un grupo de voluntarios para cuidado infantil. • Idee un plan para lidiar con el dolor del niño. Asegúrese de comprender qué se puede hacer para que el niño esté más cómodo. Es muy difícil para los padres y cuidadores ver a los niños sufrir, y comprender cómo tratar el dolor lo ayudará a sentir que tiene las cosas bajo control. • A los padres y cuidadores les preocupa que los niños sufran consecuencias emocionales debido a su estadía en el hospital. Tenga en cuenta que si bien los padres y cuidadores pueden recordar todos los detalles de la estadía en el hospital, no ocurre lo mismo con los bebés y los niños muy pequeños. Es posible que la conducta del niño cambie durante un tiempo después de su estadía hospitalaria, pero esto no suele durar. De hecho, algunos niños incluso recuerdan cosas positivas sobre su estadía, como ser transportados en carrito o jugar en la sala de juegos, y hasta es posible que deseen regresar. Sin embargo, es más probable que los niños mayores recuerden más detalles acerca de su estadía en el hospital. Encuentre recursos que los ayuden a lidiar con las emociones que sienten, como el miedo. A menudo, estas emociones mejoran con el tiempo. Acerca del corazón • No se olvide de su propia salud emocional. El trabajador social podrá ponerlo en contacto con un consejero si lo necesita. Defienda a su hijo La mayoría de los padres o cuidadores que tienen un niño en el hospital le dirán que USTED es el mejor defensor de su hijo. No tema expresarse si considera que algo no está bien o si tiene alguna duda. No ofenderá al personal médico del niño. Si necesita ayuda, puede solicitar un asesor para niños y pacientes. Los padres y cuidadores deben confiar en sus instintos cuando sientan que algo no está bien, y no deben tener miedo de hablar. La mayoría de las veces, las cosas se encuentran bajo control y avanzan según lo previsto, incluso aunque no parezca así para los padres y cuidadores. La mayoría de los cuidados que reciben los niños mientras se encuentran en el hospital son muy buenos, pero los profesionales médicos son humanos y se pueden equivocar. Además, todos los niños son distintos y reaccionan de formas diferentes a los medicamentos y procedimientos. Pueden surgir complicaciones inesperadas. Si ve algo que le preocupa, hable de ello con una enfermera o un médico, para que puedan solucionarlo. Go To 56


Mended Little HeartGuide en Español
To see the actual publication please follow the link above