Page 27

Mended Little HeartGuide en Español

prenatal 3 En el Pruebas y procedimientos habituales Muchos niños que nacen con anomalías cardíacas congénitas se someten a pruebas y procedimientos médicos para obtener un diagnóstico, para solucionar problemas o para que los médicos y el personal de enfermería cuenten con más información antes de realizar una intervención quirúrgica o un tratamiento. Estas son algunas de las pruebas más habituales en niños con CHD. Oximetría de pulso La oximetría de pulso u “ox. de pulso” es una prueba común que mide la cantidad de oxígeno que circula en la sangre en un momento dado. La saturación de oxígeno en una persona sana sin CHD suele ser de 95 % a 100 %, pero este porcentaje a menudo es inferior en niños con anomalías cardíacas congénitas graves. Durante la prueba se coloca un pequeño aparato que emite una luz en un dedo de la mano o del pie del niño. La prueba de ox. de pulso es indolora; nada entra en la piel del niño, excepto una luz. Esta prueba se utiliza con frecuencia en la detección de anomalías cardíacas congénitas graves, pero también se puede utilizar para controlar a pacientes con CHD, para modificar tratamientos y para planificar procedimientos futuros. Es común que algunos pacientes con CHD se vayan a su hogar con un oxímetro de pulso para que puedan medir la cantidad de oxígeno en la sangre como parte de un programa de vigilancia domiciliaria. Además, muchos estados han comenzado a adoptar las mediciones de oximetría de pulso para todos los recién nacidos. La implementación de esta prueba indolora y sin costo como parte de todos los exámenes de rutina del recién nacido ha permitido la detección precoz de problemas cardíacos graves. Electrocardiograma Un electrocardiograma, que también se conoce como ECG, está específicamente diseñado para ver la actividad eléctrica del corazón. Es una de las primeras pruebas que se inventaron para controlar el corazón del paciente. En el caso de niños con CHD, los cardiólogos utilizan esta prueba para comprobar la presencia de ritmos cardíacos anormales y para ver si todas las cámaras del corazón se mueven al mismo tiempo. Al igual que la oximetría de pulso, esta prueba es indolora. Consiste en colocar cables con abrazaderas y almohadillas redondas y adhesivas en la piel. No hay nada que entre en la piel o lastime al niño. El ritmo cardíaco se registra durante 10 segundos aproximadamente. Después de esto, las almohadillas se retiran. A veces, queda un poco de adhesivo en la piel del niño; el aceite para bebés puede ser útil para removerlo. 1 Información general 2 Diagnóstico hospital 4 Vivir con CHD 5 Formularios 27


Mended Little HeartGuide en Español
To see the actual publication please follow the link above