Page 14

Mended Little HeartGuide en Español

Introducción Índice de mi hijo SECTION Culpa La culpa puede empeorar el dolor. Muchos padres creen que deben sentirse agradecidos de que su hijo esté vivo o de que la situación no sea peor, de manera que su tristeza los hace sentirse culpables. Este sentimiento de culpa es normal, pero también incrementa el dolor. CONSEJOS ÚTILES PARA CONTROLAR EL DOLOR Aunque parezca que la tristeza no va a pasar, debe saber que lo hará. Sea paciente con usted porque el proceso de curación llevará tiempo. A continuación encontrará una serie de cosas que puede hacer para controlar su sentimiento de dolor: Acepte el dolor A veces, solo ser consciente de sus sentimientos ayuda a enfrentarlos. Intentar combatir, evitar o negar la tristeza o sentirse culpable por su dolor es posible que empeore las cosas. Debe saber que está bien sentirse triste y desilusionado. No significa que no ame a su hijo. Usted TIENE una pérdida que llorar y debe permitirse experimentar los sentimientos que acompañan esa situación. Pero recuerde que su objetivo es superar la aflicción y no incorporarla en su vida. Escriba un diario Plasmar sus sentimientos en papel puede ayudar a disminuir su impacto. Escriba un diario que sea distinto del cuaderno de anotaciones diario, si dispone de uno. No relea lo que ha escrito; el fin es que se desahogue y siga con su vida. Haga una lista de las cosas por las que está agradecido Sabemos que puede ser muy difícil sentirse agradecido por algo cuando tiene un hijo con una enfermedad grave, especialmente durante una estadía difícil en el hospital. Empiece de esta manera: cada día, enumere una cosa en su Acerca del corazón vida por la que esté agradecido, incluso algo pequeño como un día soleado o el gesto de amabilidad de un desconocido. La gratitud ayuda en el proceso de curación y fija su atención en algo positivo. Cambie su forma de pensar No niegue su tristeza, pero cuando se sienta apenado durante mucho tiempo, trate de pensar en algo por lo que esté contento, incluso si parece algo menor: una mascota, su comida favorita o las palabras amables de un amigo. La tristeza debe aparecer y desaparecer para que pueda disfrutar de la vida con su hijo. En ocasiones, tendrá que fingir hasta que lo haya superado, pero incluso el simple hecho de sonreír provoca cambios en el cuerpo que le ayudarán a sentirse mejor. Sin darse cuenta, comenzará a sentir verdadera felicidad de nuevo. Hable con personas que comprendan su situación Si puede, únase a un grupo o sistema de apoyo. Asegúrese de que le brinden un apoyo positivo, aunque se hable sobre sentimientos y emociones negativas. Consulte la sección Conectarse con otras personas en esta Guía Mended Little HeartGuide para obtener consejos sobre cómo buscar apoyo. Hable con un terapeuta de duelo Es posible que piense que no necesita un terapeuta de duelo porque no ha perdido a un hijo, pero como ya mencionamos antes, los sentimientos son similares porque lo que ha perdido es el niño sano que había planeado tener. Quienes se especializan en el dolor pueden ayudarle a trabajar en el proceso. Go To 14


Mended Little HeartGuide en Español
To see the actual publication please follow the link above